Comparativa Hypervolt vs Opove M3 Pro

Con un precio rondando los 350€, te preguntarás si la Hypervolt de Hyperice vale lo que cuesta. En esta revisión, comparamos la Hypervolt con la mucho más barata Opove M3 PRO (de algo más de 150€). ¿Una “imitadora” supera a la campeona de las pistolas de masaje? Sigue leyendo para averiguarlo.

Hablemos primero de la Hypervolt. No hay duda de que la Hypervolt es una pistola de masaje de percusión fina. La calidad de construcción es excepcional y el rendimiento también. Con un peso de 1,13 kg, es bastante fácil de maniobrar sin mucha fatiga.

Tiene una batería desmontable que tiene una capacidad de hasta 3 horas de uso. Eso suponiendo que lo uses en el ajuste más bajo. Sin embargo, tener la opción de cambiar la batería por una con una carga nueva es una buena característica.

La Hypervolt también viene con 4 diferentes accesorios para tratar tus músculos. El motor de 3 velocidades zumba suavemente a 3200RPM gracias al motor de alto par con tecnología Quiet Glide™. Es una fora elegante de decir que tiene un motor sin escobillas.

Con todo, la Hypervolt es el paquete perfecto, pero la pregunta original permanece:

¿Es la Hyperice Hypervolt la mejor compra a 350 euros?

Amazon es un universo lleno de “imitaciones” de la Hypervolt. La Opove M3 Pro es tal vez una de las más notorias y bien valoradas de las “imitaciones”. Mirando la página de ventas, es muy obvio que la gente detrás de la Opove M3 Pro se muere por llamar la atención de los compradores de Theragun e Hypervolt.

Intencionalmente o no, ellos “toman prestado” el nombre de la marca registrada de la tecnología Quiet Glide de la Hypervolt en la descripción. Un error más flagrante es llamarlo M3 Pro, demasiado parecido al modelo de gama alta de Theragun. Dejando a un lado esas quejas, con una calificación de 4,7/5 por parte de más de 2000 revisiones, tuvimos que probarlo.

En el momento de escribir este artículo, la Opove M3 Pro cuesta algo menos de 170€. La compañía detrás de la M3 Pro dice ofrecer el mismo motor de 3200RPM, la misma vida de la batería, los mismos 4 cabezales de sujeción, pesa 8 g menos, y tiene la misma garantía de 1 año.

A diferencia de la Hypervolt, sin embargo, la M3 Pro viene con un estuche de viaje. La Hypervolt decidió “hacer un Apple” y cobrar un extra por algo que debería venir en la caja en primer lugar. Se pueden encontrar estuches para la Hypervolt, aunque esto incrementará el precio del conjunto.

Sobre el papel, es difícil no discutir que la Opove M3 Pro es simplemente una Hypervolt de nueva marca. Compruébalo con tus propios ojos en la imagen inferior.

Hypervolt vs. Opove M3 Pro: Rendimiento

Así que aquí es donde la Hypervolt es mejor que su pariente cercano. La Opove M3 Pro simplemente no es tan potente como la Hypervolt. Eso no quiere decir que no sea lo suficientemente potente para las necesidades de la mayoría de la gente. No, sólo significa que el motor de la Hypervolt ofrece un masaje de percusión más potente.

No teníamos forma de medir la diferencia de velocidad, pero el consenso general de todos los que lo probaron estaba de acuerdo. Para nosotros, la velocidad más alta del M3 Pro parece ser la misma que la segunda velocidad de la Hypervolt. Creemos que por esa razón, el M3 Pro era marginalmente más silencioso que la Hypervolt también.

Una peculiaridad que hemos notado es que con el uso prolongado, el M3 Pro comenzará a recalentarse y dejará de funcionar temporalmente hasta que se enfríe. Para ser claros, estábamos llevando estas pistolas a sus límites. Mucho más que el usuario promedio. No tuvimos este problema con la Hypervolt.

Hypervolt vs. Opove M3 Pro: Diseño

Como se mencionó antes, no hay mucho que distinga la oferta premium de la Hyperice Hypervolt vs. la oferta de gama media de la Opove M3 Pro. Son casi idénticos en el diseño general de la construcción. Como se suele decir: “El diablo está en los detalles“.

A medida que se mira más de cerca la calidad, se empiezan a notar algunas pequeñas diferencias en los detalles. En una palabra, la Hypervolt es más refinada. Las uniones entre el plástico están más apretadas. El acabado pintado es más suave. Sólo se siente un poco más premium.

Los materiales de la M3 Pro, por otro lado, se sienten como un pequeño paso hacia abajo. El botón de liberación de la batería no es tan sólido. El acabado de la pintura tiene unas pequeñas ondulaciones. Estamos siendo ultra detallistas aquí sólo porque estamos tratando de justificar la diferencia de precio.

¿Lo notarías? Si las tienes juntas, sí. Pero si nunca has visto una Hypervolt o tienes una con la que compararla en persona, estarás más que satisfecho con la calidad de la M3 Pro.

Conclusiones

¿Vale la pena la Hypervolt de Hyperice? Esa respuesta siempre será subjetiva. Aunque ambos ofrecen características comparables y el rendimiento no está tan lejos, la Hypervolt es el producto superior. Sin duda alguna.

Un último argumento que tenemos a favor de la Hypervolt es su reputación. No te conviertes en la pistola de masaje más popular del mercado por casualidad. Personalmente hemos usado la Hypervolt diariamente durante más de un año sin problemas. Esa clase de fiabilidad dice mucho. Si alguna vez surgiera un problema, confiamos en que Hyperice respaldaría su garantía.

¿Podríamos decir lo mismo sobre la Opove? Tu respuesta es tan buena como la nuestra.

¿El quid de la cuestión? Esencialmente puedes comprar dos Opove M3 Pro por el precio de una Hypervolt.

Decisiones. Decisiones.

Si aún no estás seguro de qué pistola de masaje comprar, quizás deberías consultar nuestra Guía del Comprador.

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *